At bagon.is you can Buy webshells, phpmailer, Combo list
Negligencia mortal | lapalabradeberazategui.com.ar

El doctor Miguel Ángel Arrué, presidente del Club Deportivo Berazategui desde hace dos décadas e integrante del Club de  Leones local, falleció como consecuencia de un error de cálculo mortal.  Mientras caminaba por la calle 12, entre Lisandro de la Torre y 146, una pared se le cayó encima y aunque aún estaba con vida no pudo resistir el tremendo golpe que recibió.

Cerca de las 10,30, el reconocido abogado, circulaba por la vereda, después de haber pasado a comprar y hacer algunas diligencias. Mientras, un martillo neumático golpeaba el techo de la vieja fábrica de pan rallado que funcionaba en el galpón hasta hace unos cinco años. Fue en ese instante cuando el frente se desprendió y  cayó sin remedio sobre la humanidad de Arrué que quedó tendido debajo de los escombros desvanecido.  De inmediato vecinos y transeúntes ocasionales ayudaron a descubrir su cuerpo y un médico del centro que está ubicado justo al lado de la obra lo reviso y comprobó que aun tenía signos vitales. Ellos mismos llamaron al 911.

“Los primeros en llegar fueron los bomberos, después la policía y por último la ambulancia. Fue terrible esperar tanto tiempo. Es posible que no se hubiese salvado porque los golpes deben haber sido tremendos, pero la asistencia tardo realmente” explicó un vecino del lugar. Arrué fue llevado al Hospital Evita Pueblo, donde tantas veces había estado para concertar acciones solidarias, pero no pudieron salvarlo. Fue velado horas después en la Cochería Cuellas. Familiares, amigos y la comunidad en general se mostraron sumamente consternados por esta muerte absurda.

Nadie de la zona vio jamás un cartel de obra, aunque hacía unos días que las maquinas ya estaban trabajando en el lugar, que al parecer- nadie lo pudo confirmar- fue vendido recientemente y allí planeaban construir un edificio.

“Son terribles los ruidos de las maquinas. Antes del derrumbe, era impresionante como se escuchaban los martillazos. La calle estuvo cerrada hasta el sábado pero el miércoles comenzaron nuevamente a trabajar” advirtió una empleada del Centro Medico. Frente a la construcción, aquella mañana trágica, estaba estacionada una camioneta de distribución de agua. El conductor había entrado a los consultorios para cobrar y al escuchar el estruendo salió corriendo. Su camioneta fue golpeaba en el lateral por los escombros y el vendedor en shock no podía dejar de pensar que podría haber sido una víctima más de esta desgracia.

Muchos apuntaron a la falta de controles. “ Es pleno centro, como puede ser que nadie se dio cuenta del riesgo, por esa misma vereda circulan decenas de chicos que bajan del colectivo hacia las escuelas y pacientes del  centro médico que está al lado. Es indudable que no había profesionales responsables a cargo que pudieran prever esta desgracia. Es lamentable que una persona pague con su vida por eso” consideró una vecina que vive a la vuelta.

El doctor Arrué tenía 71 años, estaba casado y tenía dos hijas, dos nietos y vivía a pocas cuadras de donde sucedió la tragedia.

Fuentes policiales indicaron que Eduardo Abel Aquino, de 48 años, trabajaba en la demolición de la losa cuando la pared del frente y las columnas se cayeron sobre la acera.

El sector del derrumbe fue vallado y la Policía Científica realizó pericias y tareas de investigación ordenadas por la Unidad Funcional de Instrucción N° 7 de Berazategui, que deberá determinar las responsabilidades del hecho. También trabajó personal de la comisaría 1ª de Berazategui y del municipio quienes vallaron de inmediato el sector.  En el predio se observó que trabajaba una pala mecánica y en la parte superior de una de las paredes un martillo neumático clavado lo que indudablemente ocasiono que se desprendan las gruesas columnas y los pedazos de mampostería. En el fondo se observaban algunos automóviles estacionados.

La noticia enlutó al Club Deportivo Berazategui y a otras entidades que conocían el trabajo del abogado. “Esta mañana falleció el presidente del club el Dr. Miguel Ángel Arrué, quien estuvo al frente del club Deportivo Berazategui por más de 20 años. Un día gris en la historia de nuestro club. Llevaremos adelante el duelo con las puertas de nuestra institución abiertas como él hubiera querido, para que los alumnos de las distintas disciplinas disfruten de sus deportes. Nuestro más sentido pésame a su esposa, hijas y nietos. Hasta siempre Dr. Miguel Ángel Arrué” contemplaron desde la institución a la que estuvo ligado desde su infancia, ya que su padre, fue uno de los fundadores. Cada vez que podía recordaba esa historia que lo llenaba de orgullo.

Arrué tenía su estudio en la Avenida 14 y 143 desde hacía varias décadas. Toda su vida vivió en Berazategui y era asesor legal y técnico del Club de Leones. De la  mano de esta destacada institución, realizó múltiples acciones solidarias, que salieron de su propio ingenio. Quizá la última fue la campaña que organizaron para recolectar 5 mil pares de zapatillas y repartirlas entre alumnos de escuelas primarias públicas del distrito. Esta necesidad surgió apenas dos meses después de haber provisto de anteojos a estudiantes que los necesitaran, esto es solo una muestra que fue un incansable trabajador en favor de los que menos tienen.   

Hacé tu comentario

Por si acaso, tu email no se mostrará ;)