• Siganos en
Aumentan las cyberestafas laborales
14. 12. 2021.
Un incremento de falsas ofertas laborales enviadas por estafadores, mediante WhatsApp o correo electrónico, se registró durante las últimas semanas bajo la modalidad del denominado “fraude por reclutamiento”, a través del cual contactan a las víctimas.
Compartir en
FacebookTwitterWhatsApp

Así se desprende del análisis de la Unidad Fiscal Especializada en Ciberdelincuencia (UFECI), a cargo del fiscal federal Horacio Azzolín,

Según la UFECI, los damnificados reciben un correo electrónico con una propuesta de trabajo de una compañía que, casi siempre, tiene sede en el extranjero y no en nuestro país. Luego estos falsos empleadores solicitan el envío de sus datos personales y dinero para supuestos “gastos administrativos”, con el aparente fin de acceder a una entrevista de trabajo u obtener empleo. Esa información se utiliza para abrir cuentas en bancos digitales, en las que los delincuentes depositan el efectivo producto de otros fraudes. En ese contacto inicial se hace referencia a una búsqueda laboral o solicitud de empleo falsas, debido a que “la víctima no efectuó una postulación ni gestión para dicho trabajo”.

“La oferta laboral se presenta como muy beneficiosa, ya sea por las condiciones de trabajo, ausencia de requisitos de formación o experiencia en el tema, poca carga horaria, o bien por la muy buena remuneración ofrecida”, se informó desde el Ministerio Público Fiscal de la Nación, a través de su web.

“La segunda instancia de la estafa consiste en atravesar un pequeño proceso de selección, que puede incluir entrevistas telefónicas o vía Skype. En este último caso se observa que, generalmente, la imagen no funciona, por lo cual la ‘videoconferencia’ se limita a un intercambio de voces sin imágenes”, agregó.

Luego de las entrevistas los delincuentes informan de “requisitos administrativos-legales, como la tramitación de una visa de trabajo en el país receptor, promoviendo el contacto” con un tercero que la gestionará. “Este desconocido se encargará de recabar información relevante de la víctima, contactándola por los canales mencionados. Primero le solicitará sus datos personales, documento de identidad, fotografías del pasaporte propio y/o del grupo familiar, o datos sobre cuentas bancarias, CBU, entre otros, y, en algunos casos, se les exige (por presuntos motivos administrativos) el pago de una suma de dinero determinada, que deberá enviar a través de alguna empresa de servicios financieros”, continuó el informe.

Así se materializa y queda en evidencia la defraudación, porque una firma que pretende emplear a alguien no requerirá previamente la remisión de montos dinerarios.

Cómo evitar este tipo de fraudes

Desde UFECI indicaron una serie de consejos a fin de evitar caer en este tipo de estafas, entre las cuales se encuentran ser cuidadoso con los datos que se publican en las redes sociales, revisar y configurar adecuadamente las opciones de privacidad en las redes sociales para evitar exposiciones involuntarias. También prestar especial atención a las denominadas “señales de alarma”: recibir una propuesta laboral que el destinatario nunca pidió; que el empleo ofrecido presenta escasa carga horaria; los contactos con la supuesta empresa son “impersonales” o los sujetos que contactan a la víctima no “tienen rostro” y el pedido de “información personal, fotos de documentación propia y datos sobre cuentas bancarias”, y/o la remisión de dinero por presuntas “cuestiones administrativas”.

Por último, desde el Ministerio Público Fiscal indicaron que para denunciar este tipo de delitos es posible comunicarse con la UFECI al (011) 5071-0040, o por correo electrónico a denunciasufeci@mpf.gov.ar.